Causas caída del cabello

9 causas de la caída del cabello

El cabello se nos puede caer en cualquier momento, durante la ducha de la mañana, mientras peinamos e incluso al secarnos el pelo. Lo cierto es que a todos nos pasa. Los expertos coinciden en que a una persona normal se le caen entre 50 y 100 cabellos al día; sin embargo, la calvicie –total o parcial– ocurre solo cuando el cuero cabelludo es incapaz de regenerarse y de hacer crecer nuevos cabellos.

En la mayoría de los casos la calvicie se debe a causas hereditarias; pero en otros, esta puede ser un signo de alguna condición médica o psicológica que necesita de una evaluación y un tratamiento adecuados. A continuación les mostraremos las causas más usuales (e inusuales) de la caída del cabello.

 

Antecedentes Familiares Causa de la Caída del Cabello

 

Para comenzar, la causa más común: una condición hereditaria llamada calvicie de patrón. Es mucho más frecuente en hombres que en mujeres, ocurre de manera gradual y en patrones predecibles, como el paulatino adelgazamiento de la cabellera y la pérdida del cabello por zonas.

Los genes también determinan la edad en que  empieza la caida del cabello, así como la cantidad de pelo que se pierde y la extensión de la calvicie. Se estima que alrededor del 80% de los hombres muestra señales de este tipo de calvicie hacia los 70 años de edad.

Cambios Hormonales

 

Durante el embarazo, el parto y el inicio de la menopausia las mujeres sufren fuertes cambios hormonales que pueden desencadenar en una pérdida temporal del cabello.

Por ejemplo, durante la menopausia los niveles de hormonas masculinas (andrógenos) suelen promover el adelgazamiento de los pelos de la cabeza y el engrosamiento del vello facial.

Además de esto, los problemas en la glándula tiroides generan desequilibrios hormonales y, por ende, una pérdida temporal del cabello.

Alopecia Areata

 

La alopecia areata es una enfermedad del sistema inmunológico que ataca a los folículos pilosos, es decir, la parte de la piel que fabrica el pelo. En la mayoría de los casos es poca la caída de pelo, lo cual deja unos pequeños parches descubiertos.

No obstante, en los casos más graves se puede llegar a perder la totalidad del pelo de la cabeza o del vello corporal. Afortunadamente, con un tratamiento adecuado es posible una recuperación total del cabello.

Hongos e Infecciones

 

La falta de aseo o de cuidado cuando hay lesiones en la cabeza también puede ocasionar la pérdida temporal del cabello. Por ejemplo, la tiña de la cabeza es una infección causada por unos hongos que se llaman dermatofitos.

Estos hongos, al invadir la región del cuero cabelludo, crean unos parches escamosos que impiden el crecimiento del cabello. Afortunadamente, es una condición fácil de tratar y, una vez curada, el pelo vuelve a crecer como antes.

Trastornos de la Piel

 

Existen algunas condiciones dermatológicas, como el liquen plano, que causan cicatrices en el cuero cabelludo e impiden que crezca pelo en las áreas afectadas. Así mismo, el lupus, una enfermedad autoinmune, también puede ocasionar pérdida del cabello.

Esta última enfermedad viene acompañada de otros síntomas, como dolor en las articulaciones, fatiga e inflamación. Si se presenta alguno de estos efectos, lo más conveniente es contactar a un especialista.

 

Tratamientos Médicos

 

Algunos medicamentos para el cáncer, artritis, depresión, enfermedades cardíacas y anticonceptivos pueden ocasionar caida del cabello. La quimioterapia, por ejemplo, está diseñada para destruir células cancerígenas; sin embargo, su efecto puede extenderse y llegar hasta las células capilares.

El consumo excesivo de vitamina A, ya sea como suplemento dietario o como medicina, también puede conducir a la pérdida del cabello.

 

Tricotilomanía

 

Aunque cueste creerlo, algunas personas se arrancan los pelos de manera voluntaria y compulsiva. La tricotilomanía es una condición psiquiátrica que produce el deseo irresistible de arrancar el propio cabello, ya sea del cuero cabelludo, las cejas u otras áreas del cuerpo.

Es parecido a un tic, en el que la persona está constantemente jugando a halar y arrancarse los pelos. Esta condición se presenta más frecuentemente en mujeres y, en los casos más graves, puede ocasionar una pérdida total del cabello.

Estrés Físico o Emocional

 

El estrés puede desencadenar un tipo de pérdida de cabello llamado efluvio telógeno, que incide directamente sobre el ciclo de vida del pelo. Este ciclo se divide en tres fases: crecimiento, descanso y desprendimiento.

Cuando una persona se encuentra agobiada por un estrés excesivo, ya sea debido a un trauma físico, una cirugía, un accidente o una pérdida emocional, el estrés puede impactar el ciclo, haciendo que se pierda más cabello durante la fase de desprendimiento.

Algunos Peinados y Tratamientos

 

Los tratamientos que son agresivos con el pelo o los peinados que aprietan y tiran de este, como las trenzas, pueden causar alopecia de tracción.

Procedimientos que incluyan aceite caliente o cualquier tipo de producto químico que produzca calor, pueden generar cicatrización en la raíz del cuero cabelludo. Si esto es así, el cabello podría no crecer de nuevo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *